"En el matrimonio cristiano los cónyuges son fortalecidos y quedan como consagrados por un sacramento peculiar para los deberes y la dignidad de su estado. " (Canon 1134).
 

La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí una unión para toda la vida fue elevada por Cristo Nuestro Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados.

Es sabido que el matrimonio tiene, entre los sacramentos, la peculiaridad de que no fue instituido por Jesucristo, sino que el Señor elevó a sacramento una realidad ya existente, puesto que Dios instituyó el matrimonio con la creación de nuestros primeros padres.

Preparación al Matrimonio
Preparación Próxima

La fase de noviazgo es realmente importante para la futura realización de la vocación matrimonial. Por un lado se trata de una auténtica escuela en la que los novios construyen el escenario donde habitará su amor, y por otra parte conlleva un discernimiento que les llevará a pasar al amor maduro.

En la parroquia tenemos un grupo de novios jóvenes, que se reunen una vez al mes, y tienen un acompañamiento y formación respecto a su vocación.
 

Preparación Inmediata

El discernimiento se ha completado y el matrimonio está ya programado. En esta fase, los novios se embarcan en un curso prematrimonial durante un fin de semana, en el que se forman, profundizan y reflexionan sobre el sacramento y la vida matrimonial.

Pastoral Familiar - Novios

C/Reina Victoria, 5

Ciempozuelos (Madrid)

pstamariamagdalena@gmail.com